EL ÁRBOL DE LA VIDA
Es un Jeroglífico, un símbolo compuesto, que tiene por objeto representar al Cosmos en su integridad y a la vez el alma del ser humano en relación con aquel. Marca la evolución del hombre, su ascenso para alcanzar atributos divinos, para crecer místicamente, y para conocer la Verdad. El Árbol de la Vida está compuesto por las siguientes partes:

El Ain
Es el Infinito; no es un ser, es la nada; Seidad, Aquello. Lo incomprensible, desconocido e impenetrable. Lo Inmutable. Es el Inmanifestado Absoluto. Es el Espacio Abstracto Absoluto.

El Ain Soph
Es lo Ilimitado, sin límites. Para poder ser consciente de Sí mismo, el Ain se convierte en Ain Soph, que es la Infinidad; Padre y Madre en nosotros. Del Ain Soph emana toda la Creación.

El Ain Soph Aur
Es la Luz sin Límites. Es cuando el Ain Soph deviene en la Luz Absoluta Ilimitada. Es el Gran Aliento. Es el Protocosmos, el Absoluto Solar.

Los Diez Sephirot
Sephirah significa esfera, círculo, libro. Los Sephirot son emanaciones de Dios. Simbolizan diez aspectos distintos del Creador, constituidos por diez círculos que revelan la multiplicidad de lo Uno, de su Divinidad. Son fases de la evolución humana, son Principios que deben ser encarnados. Principalmente debemos comprender que los Sephirot son estados, no lugares.

Los diez Sephirot son: Kether, Chokmah, Binah, Chesed, Geburah, Tipheret, Netzah, Hod, Jesod y Malchut.

Los Sephirot, tanto individualmente, como en sus vinculaciones y asociaciones, representan, con relación al Macrocosmos: fases sucesivas de la evolución; y con relación al Microcosmos: factores de carácter. Cuando el Anciano de los Días, dentro de nosotros, ha realizado los diez Sephirot, se transforma en el Adam Kadmon, el Hombre Celeste.

Entre los tres Sephirot superiores y el resto hay un Abismo. Allí se encuentra el undécimo Sephirah conocido como Daath o Conocimiento. Pero éste no es en realidad un Principio, es el resultado de la reunión de Chokmah y Binah. El primero es la concepción, el segundo es el objeto concebido; el primero es la comprensión, el segundo es la verdad. Ambos engendran a Daath, la Ciencia, el conocimiento, que los cabalistas no enumeran por tratarse de un Principio anexo y dependiente, si bien de gran importancia oculta.

Los Kliphot
Kliphot en hebreo quiere decir cascarones o envolturas. Es la materia en una vibración muy densa. El término Kliphot es usado en la Kabalah en varios sentidos: Los malos espíritus o demonios; los elementarios o egrégores de algunos autores; los cascarones o envolturas de los difuntos; no el cuerpo físico, sino los restos de la personalidad después de haber salido el Espíritu.

Los Kliphot son los Sephirot a la inversa, son las cualidades sephiróticas en su aspecto negativo. Por ejemplo, la cualidad de Geburah es el rigor, la ley; en su forma negativa es la dictadura, la tiranía; la cualidad de Chesed es la misericordia; en su forma negativa es la complacencia con el delito.

Los Kliphot y el Órgano Kundartiguador son lo mismo. En el Órgano Kundartiguador están los Kliphot de la Kabalah hebrea. Los Kliphot representan una fuerza gravitacional en el organismo planetario y en nosotros mismos. El mundo de los Kliphot se encuentra en el interior de la Sephira Malchut, que es el mundo de la materia, y esto significa que están dentro del Planeta Tierra.

Los 32 Senderos
Son las uniones entre cada Sephirah. Son los grados de la iluminación del alma. Son sendas y caminos por los que pasa el alma en su realización del Cosmos. Las 10 esferas sephiróticas más las 22 letras del alfabeto hebreo conforman los 32 senderos.

Los Tres Pilares
El Árbol de la Vida también está conformado por tres pilares o columnas: el Pilar de la Misericordia, el Pilar del Equilibrio y el Pilar de la Severidad o Rigor.

Pilar de la Misericordia: Es el pilar de la derecha. En él se encuentran los Sephirot: Chokmah, Chesed y Netzah. Es el pilar lateral de los poderes activos. Es positivo, masculino, solar.
Pilar de la Severidad: Es el pilar de la izquierda. En él se encuentran los Sephirot: Binah, Geburah y Hod. Es el pilar lateral de los poderes pasivos. Es negativo, femenino, lunar.
Pilar del Equilibrio: Es el pilar del centro. En él se encuentran los Sephirot: Kether, Tipheret, Jesod y Malchut. Este pilar concierne a la Conciencia. Estos Sephirot representan los niveles de conciencia: Malchut: Es la conciencia sensorial terrena; Jesod: Es el psiquismo astral; Tipheret: Es la conciencia del alma; y Kether: Es la conciencia cósmica.

Los Tres Triángulos
Los nueve Sephirot superiores, divididos en tres tríadas, conforman a los tres triángulos o trinidades que tienen su representación tanto en el Macrocosmos, como en el Microcosmos:

El Triángulo Supremo o Logoico: Es la representación de las Fuerzas Creadoras del Universo y está formado por Kether, Chokmah y Binah.
El Triángulo Ético o Moral: Es la representación de las Fuerzas que gobiernan una vida evolucionada y está formado por Chesed, Geburah y Tipheret.
El Triángulo Astral o Mágico: Es la representación de las Fuerzas psíquicas astrales y está formado por Netzah, Hod y Jesod. Es el campo propicio para la Magia. Existen dos clases de Magia: la Magia Hermética que se efectúa en el Plano Mental y la Magia Natural que se efectúa en el Plano Astral.

Los Cuatro Mundos
Los cabalistas dividen al Árbol de la Vida en cuatro partes o Mundos; y si bien está completo en cada Mundo, las diferentes Potencias o Fuerzas actúan en forma especial en cada Mundo, de la siguiente manera:

Atziluth: Es el Mundo Arquetipo o de las Ideas; Mundo de las Emanaciones. A este Mundo pertenece la Sephirah Kether. Aquí Dios actúa directamente.
 Briah: Es el Mundo de la Creación o Tronos. A este Mundo pertenecen los Sephirot Chokmah y Binah. Aquí Dios actúa por medio de los Arcángeles.
Yetzirah: Es el Mundo de la Formación o de los Ángeles. A este Mundo pertenecen los Sephirot Chesed, Geburah, Tipheret, Netzah, Hod y Jesod. Aquí Dios actúa por medio de los Ángeles.
Assiah: Es el Mundo de la Materia o Acción. A este Mundo pertenece la Sephirah Malchut. Aquí Dios actúa por medio de los Elementales, Planetas, Signos del Zodíaco, Chakras, y otros.

La Autorrealización
El ascenso que el Iniciado efectúa a través del Árbol de la Vida o el manejo de los poderes en el Árbol Sephirótico, puede ser por dos Senderos o formas:

El Sendero de la Iniciación: Es también llamado el Camino del Rayo Relampagueante o Espiral de la Serpiente de la Sabiduría. Es el de Sephirah en Sephirah. Este camino confiere poderes mágicos.

El Sendero de la Iluminación: Es también llamado el Camino de la Flecha o Sendero Místico. Es el Central o el Medio Directo. Es el Sendero del Místico en contra distinción al del Ocultista. Este Sendero es rápido y directo, libre del peligro de la tentación de las fuerzas desequilibradas que se encuentran en los otros dos Pilares, pero No confiere ningún Poder Mágico, más que el Psiquismo en Jesod y el Sacrificio en Tipheret.

         
         
 

Copyright 2010 © Todos los derechos reservados. La responsabilidad de este sitio es de TERRAGNOSIS.