DHARMA
Texto: Héctor Vázquez

La desgracia de los seres humanos es sentir el miedo a perder las cosas que amamos o deseamos, la desdicha de las personas es imaginar que todo es nuestro por el simple derecho de poseerlo y es este penoso comportamiento el que nos hace terriblemente infelices, en verdad nunca seremos felices sino obsequiamos nuestra propia riqueza. Y es en este maravilloso proceso de dar que podemos liberar las fuerzas ocultas de nuestro interior regenerándonos en forma integral y total. Esa es la esencia que produce Dharma y que puede tomar diferentes forma pero que en su sustancia más profunda es el Amor Consciente.
Si realmente queremos ser ricos y felices debemos acostumbrarnos a dar a nuestros semejantes lo mejor de nuestra alma y corazón, debemos ser como esa fuente de vida que da de beber a todos los seres sin distinción de ningún tipo, siempre dispuesta a ayudar aquellos que más necesitan.
El que anhela a la felicidad debe dar gracias por todo lo que posee y con más mayor premura agradecer la posibilidad que Dios le brinda de poder servir a los demás. Porque el amor se manifiestas en gestos concretos, en palabras justas, en sentimientos nobles hacia todos los seres, este es el secreto mágico que puede transformarnos y solo dando se puede realizar esta Obra. De nosotros exclusivamente depende.

                 
 

Copyright 2010 © Todos los derechos reservados. La responsabilidad de este sitio es de TERRAGNOSIS.