EXPERIENCIAS ONÍRICAS
Hay que estar en alerta percepción y poner especial atención al estudio de los detalles que incluyen cuestiones específicas, pláticas, reuniones, templos, actividades inusitadas en relación con otras personas, etc. Después el proceso de Simbolización abrirá el camino de la Revelación.
En el sueño, se manifiestan primero los Cinco Centros de la Máquina Humana reprimidos: Intelectual, emocional, instintivo, motriz y sexual. En Psicología se utilizan para estudiar los Yoes y ayudan a descubrir el asiento de cada Ego.
La Ciencia básica de la Interpretación de los Sueños, debemos buscarla en las siguientes Leyes:
Ley de las Analogías Filosóficas (Ejemplo: ver caer un edificio: es empezar una nueva vida).
Ley de las Analogías de los Contrarios (Ejemplo: verse rechazado por alguien: al revés, sí le quiere).
Ley de las Correspondencias (Ejemplo: ver un árbol grande y frondoso: abundancia, vida y vitalidad; ver un árbol seco: pobreza, muerte).
Numerología: la Kabalah (Este es un tema muy amplio, profundo y que se requiere de un estudio aparte).
Las imágenes astrales reflejadas en el espejo mágico de la Imaginación, jamás se deben traducir literalmente, pues son tan sólo representaciones simbólicas de las Ideas Arquetípicas, y deben ser utilizadas de la misma manera que un matemático usa los símbolos algebraicos.
Las Ideas Arquetípicas que descienden del Ser, nos informan: sobre el estado psicológico de tal o cual Centro de la Máquina Humana, sobre asuntos esotéricos muy íntimos, y sobre posibles éxitos o peligros, envueltas siempre entre el ropaje del simbolismo.
A través de la práctica de la Meditación, se puede extraer la esencia del símbolo y descubrir que tipo de enseñanza nos está brindando nuestro Real Ser, nuestro Maestro Interior.
La Madre Divina suele adoptar muchas formas, pues Ella es el origen de todas las formas, y es conveniente meditar profundamente en ellas antes de quedarse dormido.
Diariamente se deberá entrar en el proceso del sueño, repitiendo con mucha fe, la siguiente oración: “Tonantzin, Teteoinan, Oh mi Madre, ven a mí, ven a mí”. Si el discípulo insiste en esta práctica, habrá de surgir de entre las cambiantes y amorfas expresiones de sus sueños, un Elemento Iniciador.
Ciertas personas muy psíquicas, refinadas, sensibles o impresionables, han poseído siempre en sí mismas el elemento iniciador. Estas personas se caracterizan, por la repetición continua de un mismo sueño; estos psíquicos reviven periódicamente tal o cual escena, o ven en sus experiencias en forma constante ésta o aquella criatura o símbolo, o sonido, o color, o persona, o lugar, o paisaje.
Cada vez que el elemento iniciador es recordado al despertar del sueño normal, el aspirante con los ojos aún cerrados, deberá continuar visualizando la “imagen clave familiar”, y luego intencionalmente, tratará de dormirse nuevamente, prosiguiendo con el mismo sueño, intentando volverse Consciente de su propio sueño, con plena lucidez y control del mismo.
El discípulo se convierte así, en espectador y actor del sueño, con la ventaja de poder abandonar la escena a voluntad, para moverse libremente y conscientemente en el Mundo Astral, pudiendo viajar a cualquier lugar del planeta.
Inclusive, con la autorización o el permiso de los Grandes Maestros de la Logia Blanca, podrá visitar los maravillosos Templos que se encuentran en los planos superiores.

ETAPAS Y BIENAVENTURANZAS
Si el estudiante esotérico trabaja diariamente en la Disciplina del Yoga del Sueño, es decir, si es perseverante y constante en sus prácticas espirituales, pasará por las siguientes etapas:
PRIMERA ETAPA: Invocar a Morfeo, el Dios del Sueño, parte de nuestro Ser e Instructor en los mundos suprasensibles, y anotar diariamente en el cuaderno las experiencias oníricas.
SEGUNDA ETAPA: Invocar a la Madre Divina, que es el Origen de todas las formas, y descubrir el elemento iniciador, consiguiendo revivir las experiencias oníricas conscientemente.
TERCERA ETAPA: Despertar conscientemente dentro del sueño, moverse libremente y viajar astralmente a voluntad a todos los rincones del planeta o, inclusive, hacer un viaje en el tiempo, para conocer sus vidas pasadas. Debemos aprovechar esta circunstancia para pedirle a la Madre Divina el despertar de la Conciencia y la erradicación o muerte del dolor humano; lo cual significa, la eliminación de los agregados psicológicos o Egos que todos cargamos en nuestro interior, obstaculizando nuestro avance por la Senda Espiritual.
CUARTA ETAPA: Llegando a esta etapa tan profunda e importante para la vida del investigador, el discípulo o aspirante espiritual conocerá las Cuatro Bienaventuranzas, y experimentará cada una de ellas, viviendo etapa por etapa:

LAS BIENAVENTURANZAS
La Luz de la Revelación: Esto sucede antes o durante la primera hora del sueño.
La Luz del Aumento: Tendrá un sueño profundo y selecto.
La Realización Inmediata: Vivenciará la vida de los Mundos Superiores.
La Iluminación Interior Profunda: Aquí tendrá experiencias Místicas.
La mejor manera de llegar a descifrar los significados de los sueños es despertando la Conciencia; porque en el Mundo Astral existe un lenguaje especial que va cargado de matices cabalísticos y simbológicos.
Cuando se comienza a despertar Conciencia, empieza a aparecer en uno el recuerdo del Idioma o Lenguaje eternos.
Los tres tipos de Idioma que existen en los mundos internos y que se relacionan con el subconsciente son: Lenguaje Numérico, Lenguaje Simbólico, y Lenguaje Sagrado.
El Lenguaje Sagrado, está destinado sólo para los Grandes Iniciados o Maestros.

PRÁCTICAS PARA EL DESDOBLAMIENTO ASTRAL
1. Durante el día, el estudiante debe dar unos pasos caminando y luego dar un pequeño salto en el mismo lugar y preguntarse: ¿Estoy en cuerpo físico o estoy en cuerpo astral? El aspirante deberá hacer esta práctica durante muchos días, hasta volverse una costumbre.
2. También durante el día, el estudiante puede estirar su dedo índice fuertemente y observar qué sucede con él. Igualmente, deberá hacer esta práctica durante muchos días, hasta volverse una costumbre.
Entonces sucederá que cuando despierte consciente durante el sueño, dará el pequeño salto y se sorprenderá al verse flotando en el aire; o al estirarse el dedo índice, éste se alargará como un chicle o una goma de mascar, pues en el mundo astral no existen las leyes físicas que impiden ciertas cosas.

MANTRAMS ESPECIALES:
Una de las formas de conseguir más rápidamente este objetivo del Viaje Astral, es practicando en profunda relajación y meditación los siguientes Mantrams:
1. FARAOM:   FFFAAA   RRRAAA   OOOMMM.
2. LARA:   LLLAAA   RRRAAA.
Esto se deberá hacer muchas veces, hasta quedar dormido. Son vocalizaciones muy positivas que ayudan a relajar el cuerpo físico sin perder la acción de los Chakras en el cuerpo astral. Recordemos que los Chakras son los sentidos del cuerpo astral y es mediante ellos que se perciben todas las manifestaciones de ese plano.

       
       
 

Copyright 2010 © Todos los derechos reservados. La responsabilidad de este sitio es de TERRAGNOSIS.