MANTRAMS
Texto: Marcia Krüger

Existe una lengua universal de vida que resuena incesantemente en todo átomo, partícula, sol o galaxia de los siete cosmos. Esa lengua que sólo la hablan los ángeles, los seres liberados que han alcanzado la perfección, que han realizado cambios radicales dentro de sí, es el Verbo Divino, es la palabra encontrada y hecha carne en nosotros.

Todos los Mantrams que se conocen, son tan sólo letras y palabras aisladas del Gran Lenguaje de la Luz, del Verbo de Oro que coexisten con el sonido, con la Sinfonía Universal que resuena y repercute en los Centros Superiores del Hombre. Las letras de este idioma de oro han estado siempre inscriptas en toda la naturaleza. Quien haya estudiado las Runas, los caracteres hebreos, chinos y tibetanos podrá intuir ese lenguaje cósmico con sus letras enigmáticas.
Debemos comprender que todo movimiento es coesencial con el sonido, todo fenómeno físico o bien cósmico va precedido de un sonido. La propia vida es un canto y cada ser vivo es la nota justa de esa canción eterna e imperecedera. El fuego, la tierra, el aire y el agua tienen sus notas sonoras particulares, las siete vocales de la Madre Naturaleza resuenan en todo lo existente. Cada flor, cada montaña, cada río, cada estrella tiene su nota síntesis en esta Sinfonía Celestial.
La combinación fonética hecha con sabiduría produce los Mantrams; así pues el Mantram es la erudita combinación de las letras, cuyos sonidos determinan efectos espirituales, anímicos y físicos.

                 
 

Copyright 2010 © Todos los derechos reservados. La responsabilidad de este sitio es de TERRAGNOSIS.