CHAKRA  MULADHARA

El Chakra Muladhara o Iglesia de Éfeso, es un loto con cuatro pétalos esplendorosos. Este Chakra tiene la brillantez de diez millones de Soles. Se encuentra situado dos dedos sobre el ano, y dos dedos debajo de los órganos genitales.

En el centro del Chakra hay un cuadrado amarillo, que es representante del elemento Tierra; significa que la Tierra Elemental de los Sabios, es conquistada con el poder de este Chakra. Dentro del cuadrado aparece un triángulo invertido, el cual encierra esa Fuerza Misteriosa Cósmica Especial llamada Kundalini.

Este es el Chakra soporte, estando los demás Chakras encima de él. Kundalini se encuentra enroscada con tres y media vueltas, al igual que una serpiente. Da poder y energía a los otros Chakras. Abrir el Chakra Muladhara significa despertar el Kundalini. El color de este Centro es rojo sucio en el ser humano común y corriente; rojo – amarillo en el Iniciado; y rojo – azul – púrpura en el Místico Maestro.

El Chakra Muladhara está situado debajo del Kanda, el cual a su vez, está situado detrás de los órganos sexuales, se asemeja a un huevo y se encuentra exactamente sobre el Chakra. Este Chakra gobierna los órganos sexuales, el sentido del olfato, y estimula nuestro conocimiento del habla. Corresponde al Plexo Sacro, y vibra con la letra “S”. Su mantralización se hace imitando el silbido dulce y apacible de la serpiente.

 

Mediante la Transmutación, se logra unir los tres Nadis que producen el despertar del Kundalini. En los planos internos hay un Ser relacionado con el Chakra Muladhara. Es Devi Kundalini. Cuando se quiere subir la energía, se le pide ayuda. Cuando un Iniciado se sume en meditación, los Indostanes dicen que se pone en contacto con Devi Kundalini.

Solos, nada podemos hacer. Hay una máxima que dice: “Al que nada pide, nada se le da. Quien no pide, no necesita”. Existen muchos Devas o Maestros que ayudan y vigilan el desarrollo del Kundalini y de los Chakras, sin necesidad de que el discípulo se de cuenta.

La Serpiente Ígnea de Mágicos Poderes, sale de la bolsa membranosa donde estaba encerrada y sube por el Canal Medular hasta el Cáliz (cerebro). Del Canal Medular se desprenden ciertos hilos nerviosos, que conectan a los siete Chakras en el Plano Astral, relacionados con los siete Plexos en el Plano Etérico y con las siete Glándulas en el Plano Físico.

El Kundalini pone en actividad los siete Centros Magnéticos, y coordina la actividad de todos los siete Chakras en forma maravillosa. Podríamos representar todo esto, por una vara con siete rosas fragantes y hermosas. La vara representa la columna vertebral, y las siete rosas a los siete Chakras o Centros Magnéticos. Los tallos delicados de estas siete rosas de fuego ardiente, son los finos hilos que los unen a la columna vertebral.

El advenimiento del Fuego es el acontecimiento más grande del Iniciado. De los cuatro pétalos del Centro Magnético donde la Serpiente se halla enroscada, solo dos están en actividad; con la Iniciación, se ponen en actividad los otros dos.

 

                 
 

Copyright 2010 © Todos los derechos reservados. La responsabilidad de este sitio es de TERRAGNOSIS.